× Estas usando Internet Explorer o una versin antigua de explorador, para una mejor experiencia en The Select Experience te recomendamos usar Google Chrome.
Descargarlo gratis aqu en la web oficial.

75 años de historia en el Derecho uruguayo

Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause

Con tres cuartos de siglo de historia en Uruguay, Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause ha logrado posicionarse como un Estudio global multidisciplinario, con 52 asociados, 14 administrativos y 182 clientes recurrentes. Fernando Jiménez de Aréchaga, Managing Partner del Estudio, repasa la historia de la compañía y destaca los hitos de su trayectoria.

02/05/2018

75 años de historia en el Derecho uruguayo

Con tres cuartos de siglo de historia en Uruguay, Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause ha logrado posicionarse como un Estudio global multidisciplinario, con 52 asociados, 14 administrativos y 182 clientes recurrentes. Fernando Jiménez de Aréchaga, Managing Partner del Estudio, repasa la historia de la compañía y destaca los hitos de su trayectoria.

A modo de introducción, ¿podría comentar cómo fueron los primeros pasos del Estudio? El Estudio es el resultado de la fusión de Jiménez de Aréchaga & Brause y Estudio Héctor A. Viana. Los Estudios originales tenían una muy larga y fecunda trayectoria en el país y la fusión logró no sólo mantener sino incrementar esa reputación. En ese entonces, por 2001, éramos dos firmas mid size entre las que había grandes sinergias (edades de los socios, niveles similares de facturación, complementariedad en las áreas de práctica, comunión de valores, etcétera), pero en especial entendíamos el ejercicio profesional del mismo modo, teníamos una misma forma de prestar servicios, porque nuestra relación con los clientes era un poco más que jurídica: nos metíamos en el corazón del cliente, buscábamos conocer su negocio, comprendíamos sus objetivos comerciales y le ayudábamos a lograrlos. Estas áreas en común lograron que la nuestra fuera la primera fusión exitosa de Estudios en el Uruguay y muy bien recibida por el mercado. Entonces, el mercado nos empezó a percibir como abogados distintos, como asesores globales.

¿Qué significó esta asociación con el Estudio Héctor A. Viana para la historia de Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause? Significó un cambio trascendental para ambas firmas, pues la oferta de servicios se incrementó sustancialmente y crecimos mucho. Dejamos de ser dos estudios familiares para transformarnos en un estudio global. Con la fusión empezamos a brindar un servicio integral, con expertos que abarcaban todas las áreas y mantuvimos los aspectos del servicio que nos habían abierto tantas puertas: involucrarnos en los negocios del cliente, intentar solucionarle los objetivos comerciales, trabajar denodadamente para solucionarle los problemas y ganarnos su confianza.

En estos 75 años de vida del Estudio, ¿cuáles fueron los casos o momentos que marcaron su trayectoria y por qué? Es mucho tiempo y fueron muchos los momentos que construyeron lo que es nuestra trayectoria: una cartera de clientes muy selecta construida por los fundadores, el éxito inédito en la historia del Derecho de Uruguay de mi padre, el único jurista uruguayo designado Presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, máximo órgano judicial de la comunidad internacional; la participación en resonantes casos jurídicos como varias compras de bancos y empresas administradoras de crédito, la constitución de AFAPs, de compañías de seguros, la fusión de dos de los principales bancos del mercado (Santander-ABN), haber ganado dos veces el «Deal of the Year» de la prestigiosa revista Latinlawyer en 2008 y 2017 por la venta de la franquicia McDonald’s y el año pasado el caso Pluna, la participación en casi todos los proyectos eólicos implementados en el país en los últimos años, la participación en los proyectos actuales en curso bajo el marco de la ley de PPP Participación Público Privada, la venta en setiembre de 2016 de Tienda Inglesa, entre muchos otros.

¿Cómo ha sido el crecimiento del Estudio en estos 75 años? Hoy somos un Estudio global multidisciplinario, con 52 asociados (abogados, escribanos, contadores y asesores fiscales), 14 administrativos y 182 clientes recurrentes. En la mayoría de los casos nos ocupamos de cualquier asunto jurídico que pueda surgir con la única excepción del área del Derecho Penal. Cuando se trata de asuntos penales tratamos de acompañar a los clientes presentando denuncias por parte de damnificados, realizando el seguimiento, colaborando con la investigación de la Fiscalía, e incluso compareciendo en el proceso. Pero tratándose de temas penales complejos o de defensas preferimos referenciar a colegas penalistas que cuentan con nuestra confianza.

¿Qué reconocimientos han recibido en los últimos años y cómo posicionan al Estudio en el mercado local e internacional? El premio McDonald’s a la trayectoria como sus asesores en Uruguay. Recurrentemente, hemos sido una de las mejores cinco firmas de abogados de Uruguay según la revista Chambers. Hemos sido galardonados como líderes en nuestras respectivas áreas de práctica por las principales revistas especializadas internacionales (Chambers, LatinLawyer, Legal 500, IFLR, entre otras). En el plano personal fui designado Juez de la Corte de Arbitraje de la International Chamber of Commerce en representación de Uruguay. De todos modos, para nosotros el mayor reconocimiento viene de los clientes que nos consideran sus socios estratégicos y del mercado, donde año a año crecemos en clientes y en asuntos. Para nosotros los casos que nos llegan, las transacciones que realizamos y el referenciamiento que hacen los clientes son el mayor reconocimento. Son ellos los que nos posicionan a nivel internacional como un Estudio de referencia en el mercado uruguayo, como un Estudio líder en derecho corporativo y bancario y como un Estudio pionero en PPP. Tener algunas de las empresas nacionales más importantes como clientes desde hace 20, 30 o 40 años es algo que todos los días nos llena de orgullo.

¿Cómo fue para ustedes llevar un caso tan mediático como el del cierre de Pluna y qué repercusión tuvo ganar el premio «Deal of the Year» de la revista LatinLawyers? Para nosotros fue muy importante. Todos los colegas que trabajaron en el caso reconocieron que el aporte del Estudio fue fundamental para que el ciento por ciento de los acreedores quirografarios cobraran el ciento por ciento de sus créditos, algo inédito en la historia de las quiebras y concursos en el país.


Otros contenidos recomendados

Otras vueltas por la Gran Manzana
Leer nota

La mejor ciudad del mundo
Leer nota

Sin paciencia para sutilezas
Leer nota

Un viajero de ley
Leer nota

La escuela del Masái Mara
Leer nota

La Puglia, o el otro Sur de Italia
Leer nota